Siempre

Siempre

En esta ciudad la gente siempre está apurada. Los carros siempre hacen ruidos. Los vendedores ambulantes siempre están gritando. Los peatones se paran de repente sin reparar en que traen gente atrás, gente igual de apurada que ellos. Gente a la que no le importa lo que haces. Gente que tiene que llegar a casa, al trabajo, a una cita, al cine. Porque todo tiene horario. Y de seguro ya se te hizo tarde por estar leyendo esto.

Prev Camino a la oficina
Next Descuartizando cuerpos

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment